¡Lanzamos BEKIKASLE O PEQUEÑA BECA MAZOKA para estudiantes, dotada de ayudas importantes para participar como Mazokalari!

La convocatoria para participar en el festival de dibujo e ilustración de Vitoria-Gasteiz sigue abierta hasta el 15 de octubre a las 22:00h.

De las 40 plazas como mazokalaris vamos a reservar una plaza a un/a o vario/as alumno/as de Bachilleratos artísticos, Universidad o Escuelas de Arte, Diseño e Ilustración, que será premiada/o con una de las novedades de este año BEKIKASLE o pequeña Beca Mazoka dotada con las siguientes ayudas para participar en #mazoka2018:

  • Inscripción gratuita
  • Alojamiento de tres noches, para dos personas, en Vitoria-Gasteiz
  • 200€ para invertir en producción de obra para el mercado.

Para ello, será necesario acreditar mediante un certificado que se está matriculado en el curso 2018/2019 en algún centros docente especializado en todo el estado.

El propósito que buscamos con esta beca consiste en consolidar la imagen de Mazoka y su compromiso con los más nóveles. Somos un mercado de autor/a  que también quiere cuidar de los valores emergentes y descubre futuros profesionales.


Patrocinado por:

 

LA IMPORTANCIA DE LA IDENTIDAD GRÁFICA

La ilustración de esta IV edición ha sido encargada nuevamente a una profesional local: Naiara Errazti, ilustradora con más de 20 años de experiencia y fundadora del Estudio alavés Mooneki. Errazti es especializada en estampados para textil, diseño de superficies y branding corporativo, que trabajará con la diseñadora  alavesa Anuska Arbildi.

Repetimos la apuesta que hicimos en el 2017 confiando en una ilustradora profesional: Yolanda Mosquera, con cuya propuesta obtuvimos el premio al Diseño Alavés en el 2017. Invertimos de forma que la identidad de nuestro festival de Dibujo e Ilustración sea un ejemplo que represente la importancia de una buena y eficaz comunicación gráfica.

El cartel definitivo será publicado a finales de noviembre junto con el resto de la programación.

ILUSTRACIÓN Y EDUCACIÓN

El objetivo de este año no es superar los casi 8.000 asistentes de la edición del 2017, si no que nuestro público pierda el miedo a expresarse gráficamente, a educar a través de la imagen y se acerque a valorar el trabajo de los mazokalaris, hasta incorporar la práctica del dibujo como un medio más de expresión útil en todos los ámbitos de su vida personal, académica y profesional. Y fundamentalmente mostrar, compartir y “convencer” que la ilustración es una opción más (y muy potente) de lectura para grandes y pequeños

Por ello las actividades complementarias programadas este año girarán en torno al valor de la ILUSTRACIÓN COMO LENGUAJE EN LA EDUCACIÓN con especial foco en las familias, educadores, intermediarios y mediadores (bibliotecarias, profesores, asistentes sociales, interlocutores de la administración etc.)